Volver

Juan Carlos Del Bello

Falleció hoy el hombre más emblemático de la Educación Superior. Su inmensa capacidad de trabajo se combinaba con su valentía.  Nunca se detuvo en el costo de su desgaste personal frente a la consumación del objetivo.  Rupturista, irruptivo y gestionador de transformaciones definitivas que, como pocas veces, son mensurables.  La enumeración de logros de Juan Carlos son tan obvios que la política universitaria no tiene que mencionarlas. Una ley donde no había nada. Derechos y obligaciones a Instituciones renuentes a los marcos regulatorios. Todo lo construía con datos, observaciones y mucho trabajo. No había objetivos pequeños todos parecían tener la misma dimensión: gigantes.  Intenso y difícil para acceder a otro camino.  Con esa frontalidad y obstinación nos dio los instrumentos para construir los pisos que jerarquizan a la Educación Superior Argentina.  Sin sus logros estaríamos a la deriva y hoy la Universidad pública y privada sabe que a partir de 1995 empezamos a ser un sistema. Nuestra tarea es seguir fortaleciendo la unidad en la diversidad. Y que las generaciones que vengan sepan que somos lo que no éramos a partir de Juan Carlos Del Bello.